Atlantis.

_20160410_193339

Transitando lentamente por el estrecho paso entre las escaleras oxidadas de ese
rascacielos y los despojos, observé una muñeca de tela bastante usada y repleta de un polvo abundante.

Me acerqué a ella como un curioso contempla ese accidente repentino en medio de la avenida, o como un fotógrafo permanece impaciente para captar esa instantánea de la puesta de sol perfecta. En ese preciso instante, sentí una débil alusión que iba incrementándose paulatinamente.

Estoy notando como mis piernas flotan dentro de la cristalina mar salada, y como la suave brisa de la playa desplaza mi tabla en avenencia con las olas de la costa. Siento el sol como caldea mi sensible piel, y observo la tranquilidad del momento, el ímpetu del tiempo.

De pronto, una súbita y escondida ola submarina me vuelca y hace que me consuma completamente.

Y así, me fuí a Atlantis.

Descúbrelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s